ANTE TODO SEGURIDAD

Un incendio en la parte baja del puente verde desvelaba a todos los transeúntes lo que todo el mundo sabía. La suciedad, cristales... incluso una pantalla de ordenador que existe a dos metros de profundidad, estaban enterrados en zarzas y helechos.
Un incendio lo dejó al descubierto y quedó de esta guisa:

Aunque se ha tardado en reaccionar el resultado actual es este. No es bueno, pero si mejor que el anterior, donde cualquier crío se puede caer, donde un traspiés mal dado puede provocar muchos quebraderos de cabeza.

No hay comentarios: